Concejo de Cali

Hambre cero debe ser una política pública en Cali y la región: Carlos Arias Presidente del Concejo

Santiago de Cali, abril 4 de 2024.- En Cali existen 820 mil personas que padecen de hambre, mientras 1.650 toneladas de alimentos son desperdiciados mensualmente, lo que demanda una estrategia y una política de gobierno que permita aprovechar esos recursos para garantizar la seguridad alimentaria a quienes lo necesitan, dijo el Presidente del Concejo Distrital, Carlos Andrés Arias Rueda, durante el I Foro por el Derecho Humano a la Alimentación  que se llevó a cabo en el auditorio de la Escuela Nacional del Deporte.

FORO

Del mismo participaron diferentes dependencias de la Gobernación del Valle, la Alcaldía de Cali, la Personería Distrital, el Programa Mundial de Alimentación de la ONU, las universidades locales, el sector privado y las fuerzas vivas de la región, preocupadas por las altas cifras de malnutrición, obesidad y sobrepeso de la población vallecaucana.

Para el Presidente del Concejo, “esa brecha social que genera el hambre se debe acortar a través de políticas públicas de largo plazo que integre a distintas entidades públicas y privadas, que sea intersectorial, que garanticen el derecho a la alimentación a todo nivel, para llevar el hambre a nivel cero”.

FORO

Respecto del desperdicio de alimentos, Arias Rueda, Presidente del Concejo, dijo que esas 1.650 toneladas que se pierden, podrían ir a los comedores comunitarios, el Programa de Alimentación Escolar, el Adulto Mayor, las Madres Gestantes, entre otros.  

Arias Rueda hizo un llamado a la Administración Distrital para que en el Plan de Desarrollo se haga énfasis o se dedique un capítulo al tema de la seguridad alimentaria con miras a tener una población sana, promocionando y atendiendo a la población infantil, juvenil, adulta y adulta mayor previendo enfermedades causadas por una mala alimentación, fijando políticas claras y viables y alternativas de solución para evitar un nuevo estallido social motivado por hambre.

FORO

En esa línea de gobernanza, las universidades serán claves para estructurar una política y un programa de hambre cero para Cali y la región, anotó.

Según Sara Ranking, del Centro Internacional de Agricultura Tropical – CIAT, todo lo que está alrededor de la comida tiene que ver con las actividades del ser humano, sean vías, transporte, empleo, informalidad, medio ambiente, etcétera.

FORO

El perfil alimentario para Cali no es solo producción, distribución y consumo, sino que está sujeto a factores externos nacionales e internacionales, dependiendo de la oferta y la demanda de alimentos porque el 80% de los granos viene de otros países. Bajo el concepto de ciudad región el rol del tendero, anotó  Ranking, es clave “porque ellos direccionan qué comen los habitantes de los barrios”.

Un estudio del CIAT revela que el 55% de los hogares caleños no tiene acceso a seguridad alimentaria, mientras que el desperdicio de comida, especialmente frutas y verduras, crece de manera desmedida.

FORO

Por ello se implementó el programa PlaSa Colombia para que los ciudadanos conozcan en tiempo real la producción de alimentos, su venta, distribución, precios, demanda de productos y otros aspectos para que se tomen decisiones acertadas sobre dónde y qué mercar.

Entre tanto, la representante del Programa Mundial de Alimentos – WFP de la ONU, Dora Aya, recordó que por norma universal los territorios se deben adecuar a las necesidades de la población y es un imperativo que las ciudades acojan los programas en pro de la población vulnerable.

FORO

Aya aseveró que la articulación y la participación es clave, para que las organizaciones sociales sean tenidas en cuenta para que junto a la parte gubernamental se puedan alcanzar las metas de cero hambre en los territorios. “El liderazgo es clave en este propósito, por eso el Plan de Desarrollo es determinante para promover esa línea de gobierno”, agregó la nutricionista del Programa Mundial de Alimentos WFP.

Para la experta el tema debe verse como un derecho humano a la alimentación, que pueda articularse en los territorios y que sea una programa de largo plazo.  

Mientras que el Subsecretario de Salud de Cali, Carlos Pinzón, llamó la atención acerca de los altos índices de desnutrición, obesidad y sobrepeso que existen en Colombia, país catalogado como crítico, lo cual se refleja en la región.

FORO

Y recordó que la reciente pandemia de Covid 19 que afectó a la humanidad agudizó la crisis, por lo que la Administración Distrital ha venido acogiendo e implementando planes y programas para mitigar la situación desde el año 2020, lo que ha dado frutos porque la curva ha disminuido en los últimos tres años, evitando que la obesidad se apodere de la infancia porque un niño obeso es un adulto enfermo.

María Cristina Lesmes, Secretaria de Salud del Valle del Cauca, hizo énfasis en mantener los programas de nutrición infantil, lactante y maternal, sin dejar de lado al adulto mayor, para que se den condiciones dignas desde la cuna y de acuerdo a cada etapa de la vida.

E hizo un llamado a mantener la política de hábitos saludables en las tiendas de colegios y universidades, donde se restrinja la venta de productos altos en azúcares, sales y conservantes; al igual que incentivar en la población el consumo de frutas y verduras en vez de tortas y bebidas gaseosas, pues la mala alimentación es la causa de las enfermedades.

FORO

El Personero Auxiliar de Cali, Juan Carlos Rojas, dijo a su turno, que la carencia de alimentos es solo uno de los grandes problemas que tiene la capital vallecaucana, pues el desabastecimiento, el acaparamiento y la mala condición de los productos tiene que ver con el sector económico y productivo.

“Con el fin de conocer las cifras reales de las diferentes problemáticas que aquejan a la capital vallecaucana, como el tema de la seguridad alimentaria, la Personería Distrital de Cali implementará su propio observatorio con el propósito de trabajar sobre datos concretos”, dijo Rojas.

Como ente de control -continuó- hacemos labores preventivas, vigilancia administrativa, monitoreo y seguimiento a las denuncias ciudadanas, al igual que acompañamiento, para evitar que se vulneren los derechos de la población. Por ello, la Personería ha participado en corredores humanitarios para que haya accesibilidad de alimentos en contingencias puntuales.

Al cierre del Foro, la docente de la Escuela Nacional del Deporte, Rubby Castellanos; Carlos Arturo Aristizábal, de la Universidad Nacional; Luz Adriana Aguirre, de la Universidad del Valle; Fernando Carlos Herreros, de la Universidad Santiago de Cali; Alexandra Pava, de la Universidad Javeriana y William Escobar, de la Escuela Nacional del Deporte, analizaron la problemática desde la perspectiva académica.

FORO

Anotaron que se requiere reforzar los programas establecidos en las universidades en materia de nutrición y alimentación y articularlos con el campesinado, los ambientalistas, ecologistas y economistas porque sin generación de empleo es muy difícil acceder a formas de calmar el hambre.

En la actualidad, se lidera el programa ‘Ciudad Alimentaria’ en el cual se recopilan las investigaciones agrícolas y sus experiencias positivas a nivel mundial para aplicarlas a una sola ciudad -como Cali- bajo el concepto de mínimo vital alimentario, con el fin de que nadie se acueste sin haber comido.

En Cali, informaron los panelistas, se viene implementando la Red de Mercados Agroecológicos Campesinos del Valle del Cauca, donde se hace una experiencia comunitaria por autogestión, se rescatan especies comestibles olvidadas o desconocidas, se promueven las huertas comunitarias y los Ecobarrios para generar políticas de producción y distribución, lo que se demuestra que Cali tiene un potencial muy grande para eliminar o disminuir la problemática.

 

Video de Invitación al Foro

Presentaciones del Foro

Tranmisión en Vivo del Foro

 

Comunicado Estratégico: 21.2.3.126/2024


Número de visitas a esta página 338
Fecha de publicación 04/04/2024
Última modificación 22/04/2024